Fundación ETEA para el Desarrollo y la Cooperación
Búsqueda
English

Hemeroteca

JOSÉ JUAN ROMERO EXPONE EN LA CÁTEDRA EXTENDA LOS MOTIVOS POR LOS QUE "ES INEVITABLE VIVIR DE OTRA MANERA"

16/12/2010

"Es inevitable vivir de otra manera porque el modelo de crecimiento de los países desarrollados es insostenible",  ha afirmado José Juan Romero, investigador de la Fundación ETEA para el Desarrollo y la Cooperación, en la mesa redonda titulada ‘Ética para la sostenibilidad’ organizada por la Cátedra Extenda de Internacionalización de ETEA y que ha tenido lugar en el salón de actos de ETEA el pasado 14 de diciembre. Romero compartió mesa con Rosa Alonso, economista sénior del Grupo de Sector Público del Departamento de Asia del Este del Banco Mundial, para quien "no se puede tener una sociedad mejor sin una ética del desarrollo".

En su intervención, José Juan Romero hizo hincapié en el concepto ‘Huella ecológica’, es decir el espacio simbólico que necesitaría una persona para generar los recursos necesarios para vivir y además para asimilar los residuos. “Si todos los países crecieran en la proporción que lo hace Estado Unidos, necesitaríamos tres veces la superficie de la Tierra para poder subsistir”, ha afirmado Romero.

A partir de esa idea, José Juan Romero considera fundamental que se pongan en marcha todos los compromisos y protocolos propuestos por instituciones internacionales como la ONU, con las sucesivas cumbres de Kioto, Copenhage o Cancún. “Hasta ahora hemos visto diagnósticos sólidos pero soluciones líquidas, con una serie de compromisos internacionales que en algunos casos no se han cumplido y en otros ni siquiera se han llegado a firmar”, ha explicado Romero.

Frente a la tendencia “negacionista” instalada “en sectores ultraconservadores muy relacionados con el poder, especialmente en EEUU”, Romero recomienda plantear un principio de precaución: “Admitamos que no toda la degradación medioambiental es por acción del hombre, pero si un alto porcentaje; pues esa proporción de responsabilidad nos obliga a tomar medidas”.

José Juan Romero matizó que, evidentemente, “todos los países del mundo tienen derecho a alcanzar unos niveles mínimos de calidad de vida, pero es preciso avanzar hacia un gran pacto que plantee la triple tarea de reformar las reglas del comercio mundial, revertir firmemente el cambio climático y reducir las desigualdades internas de los países”.

“Yo no propongo recetas, me limito a plantear un problema que la sociedad tiene que asumir”, ha explicado Romero, que ha finalizado su conferencia haciendo referencia a cuatro cuestiones fundamentales para encontrar soluciones: “¿Hasta dónde están dispuestos los países a reducir sus emisiones contaminantes?, ¿qué tipo de ayuda necesitan los países en desarrollo para comprometerse a reducir sus emisiones?”.

Políticas éticas, políticas justas


Por su parte, Rosa Alonso, economista sénior del Grupo de Sector Público del Departamento de Asia del Este del Banco Mundial, que planteó la necesidad de políticas éticas como las más convenientes para los países en vías de desarrollo. “Hablar de políticas éticas es hablar de políticas justas, no sólo con los pobres sino con todas las clases sociales e incluso con las empresas e inversores”, ha afirmado Rosa Alonso.

Como punto de partida de su exposición, Rosa Alonso se pregunta ¿cuál es el objetivo del desarrollo? “El desarrollo no es puro crecimiento económico, es sobre todo construir una sociedad mejor, pero no se puede tener una sociedad mejor sin una ética del desarrollo”, ha afirmado.

Sin citar países, “porque están en la mente de todos”, Alonso afirmó con rotundidad que “los países en vías de desarrollo que no invierten en los pobres no se desarrollan, igual que las sociedades muy desiguales acaban explotando de alguna manera”. Para Rosa Alonso, “las expropiaciones o los cambios de legislación para las empresas son decisiones políticas tan injustas como aquellas que ignoran la igualdad o ignoran las mejoras sociales”.

En su concepto de políticas éticas o justas, Rosa Alonso citó al Premio Nobel de Economía Amartya Sen: “El concepto de desarrollo debe estar regido por la posibilidad de las personas de llevar una vida deseable”. Esta afirmación se sostiene en cinco pilares que, para Rosa Alonso, son fundamentales para construir un modelos de desarrollo justo: libertades políticas, oportunidades económicas, oportunidades sociales (acceso a educación y salud), transparencia de los gobiernos y seguridad.
| Fundación ETEA para el Desarrollo y la Cooperación |
C/ Escritor Castilla Aguayo, 4 - 14004 Córdoba (España) - Tlfno. (0034) 957 222 164 - email: info@fundacionetea.org